CANTON CHIMBO


EL CANTÓN CHIMBO

San José de Chimbo es una pequeña ciudad con historia en sus calles y paisajes, fue construida en varios pisos que dejan ver un juego de tejados repartidos escalonadamente y las calles trepan, se retuercen, forman variados desniveles incluso con la plaza que esta rodeada de casas del estilo serrano – costeño con armonía y belleza natural.
El cantón Chimbo es un pueblo laborioso y se ha convertido en una importante fuente micro empresarial, artesanal y socio-económica para la provincia, pues sus productos son preferidos en todo el país por su calidad, mencionando las siguientes:
La Armería desarrollado en el barrio de Tambán, sitio pintoresco y atractivo por su historia y ubicación topográfica fabrican armas de fuego y herramientas desde tiempos de la colonia.

La Pirotecnia, actividad tradicional que ha sobresalido notablemente constituyendo un adelanto su creatividad y arte, pese al riesgo que implica elaborar los tradicionales juegos pirotécnicos de colores.

La Alfarería la iniciaron sus habitantes desde siglos atrás y se mantiene en la actualidad, igual cosa acontece con la Ebanistería en la elaboración de guitarras, lo que a permitido atraer a turistas de todos los confines de la Patria por la calidad y belleza de estos instrumentos musicales.


HIDROGRAFIA: El principal río es el Chimbo que recorre longitudinalmente de norte a sur, sirve de límite entre Bolívar y Chimborazo y en la parte sur de la provincia se une con el río Chanchan para formar el Yaguachi afluente muy importante del río Guayas razón por lo que la provincia forma parte del CEDEGE. En la parte occidental está el río Telimbela afluente del Embarcadero en el subtrópico

PRINCIPALES PLATOS TIPICOS:

El Hornado Dulce, Ají de Cuy, Empanadas, Tortillas de Maíz con Queso, Quimbolitos, Chicha de Jora, Café negro, Fritada, etc.

Por estas y otras razones, el cantón Chimbo se ha convertido en un cantón glorioso y orgulloso, gracias al trabajo tesonero de sus hijos que con sus hábiles manos y capacidad creativa realizan verdaderas obras de arte.

IGLESIA MATRIZ DE CHIMBO

Localizada en la plaza del Barrio la Merced a pocos metros del parque central, fue construida y la habitaron los Franciscanos, primeros religiosos y maestros en San Joseph de Chimbo, con el fin de catequisar a los indígenas que adoraban al Sol, la Luna y a otros ídolos.

La religión católica construyó varias iglesias que fueron destruidas en el terremoto del 29 de agosto de 1674, pero la Iglesia permaneció hasta el año de 1940 con una edificación rústica de materiales cómo el carrizo, adobon, teja y madera, para desde 1943 con el apoyo del pueblo construir la nueva Iglesia Matriz empotrada con piedra, cal y arena que posee además vitrales en los cuales se resalta las imágenes del Vía Crucis, un pretil para el campanario y una cruz en su cúspide muy visible.

LA CRUZ DE PIEDRA

Entre los restos que se pudo rescatar de la vieja iglesia está LA CRUZ DE PIEDRA que data del año 1.697 y actualmente se encuentra a un costado de la Iglesia.

LA PIROTECNIA

Es la actividad por la cual se lo conoce más a la ciudad de Chimbo en todo el país, pues en las fiestas populares se divisa los famosos juegos pirotécnicos cuyo colorido ilumina el cielo con fantásticos juegos de luces multicolores en que los voladores y coronas atronan en el espacio y se deshacen en mil colores estremeciendo a los concurrentes, son infaltables al igual que las bandas de pueblo y alegran a los priostes y público en general.

EL PIROTECNICO

Es un artesano de tradición y profesión, su trabajo lo hace con dedicación, esmero y precaución pues se han dado varios accidentes de los que pocos han salido bien librados, esta actividad le proporciona los medios para mantener una buena posición económica para su familia, así como también una satisfacción en su creatividad.

Los fuegos artificiales son elaborados con meses de anticipación pues la demanda es fuerte en ciertas épocas y los priostes pagan bien por presentarlos en las fiestas, dirigida por el maestro que arma las partes más complicadas y apoyado en el trabajo práctico danza la famosa vaca loca como una prueba de valentía.

LA EBANISTERIA

En Chimbo existe un barrio en el que se dedican a la fabricación artesanal de guitarras, en la actualidad fabrican guitarras, requintos y charangos en varias clases de madera como: nogal, cedro, pino, palo santo y tigua bien seca, pues mientras mas seca sea, el sonido será mejor y dependiendo de la calidad de los materiales será su valor

LA ARMERIA

En el Barrio de Tambán al noroeste de la cabecera cantonal que dista 1 Km. se puede apreciar la fabricación de armas de fuego artesanales y herramientas de labranza, pues la ciudad Chimbo fue un importante centro comercial desde la época prehistórica, colonia y república por el movimiento comercial entre Guayaquil y Quito.  En la actualidad se elaboran distintas clases de escopetas de cartucho o chimenea, pistolas, revólveres así como herraduras, cuchillos, azadones, machetes e incluso trapiches.

Entre la maquinaria que utilizan se cuenta los tornos, fuelles eléctricos para las fraguas, limas y herramientas pequeñas, esta artesanía ha sido transmitida de generación a generación con ligeros cambios e innovaciones tecnológicas en el proceso de fabricación; los productos que elaboran tienen gran demanda en el mercado local y nacional.
EL SANTUARIO DEL GUAYCO Y SU HISTORIA
Es una hermosa Basílica semejante a la Plaza de San Pedro en Roma en la que se rinde pleitesía a la Virgen del Guayco, su mentalizador e impulsor fue Monseñor Cándido Rada.
Está ubicada al pie de la población y en la quebrada que desciende de Chapacoto (hoy parroquia La Magdalena), a 11 kilómetros de San José de Chimbo, lo atraviesa interna y externamente el riachuelo llamado el Guayco.
HISTORIA
Una vez que los Españoles se asentaron en lo que hoy es el Ecuador, poco a poco sustituyeron y redujeron el poderío Inca por el de la corona, mediante las mitas, enfermedades, servicio en las ciudades, malos tratos y el escape.
Con la evangelización desde 1.550 los padres Franciscanos habían empezado su labor en la zona de Chimbo y manteniendo centros de evangelización en Chapacoto (La Magdalena) y Asancoto (La Asunción), situadas arriba de la llamada “Quebrada” (Huaicu en quichua).

Por el año 1693-1694 nace la indígena Luz María en el hogar del cacique Chela, en la parroquia Chapacoto y adolescente ya se dedicó al cuidado del rebaño de ovejas. 

La tradición relata de la construcción de un puente sobre el río por los franciscanos y a la entrada de aquel puente, los misioneros habrían colocado un pequeño oratorio con una imagen de la Virgen, a la que acudía Luz María, llegando varias veces tarde al hogar mientras pastaban las ovejas.

La madre de Luz María, inquieta por las llegadas tardías de la joven al hogar y su cambio de comportamiento la increpó y preguntó sobre la razón de sus tardanzas a la que no dio respuesta alguna por lo que frente al mutismo, la madre enfurecida se convenció que andaba en fechorías por los chaparrales del Guayco, no se contuvo y cogiendo un garrote, la golpeó con tanta fuerza que hizo chorrear sangre de la cabeza de Luz María, era el 8 de Septiembre de 1708.

La adolescente salió corriendo alcanzando a librarse de su madre iracunda y transcurrido algunas horas, de vuelta a casa, la sorpresa de la madre fue mayor al ver a su hija tranquila, sana y no presentaba ninguna huella de la paliza recibida, ante lo cual no supo a que santo recurrir pues suponía que era producto de una posesión diabólica o de brujería maligna, optando por llevarla al convento y hacerle declarar ante el cura párroco.
La joven respondió y relató que en el Guayco vive una bella señora que la ama y trata como a una hija predilecta, que aquella señora con su niño en brazos la acogió con su sonrisa, dio consuelo, tranquilizó e indicó la vertiente donde podía limpiarse la cabeza y el vestido; ante lo cual obediente, se lavó la herida en el chorrito de agua que brotaba de la peña y la sangre no salió más, la herida se cerró y el dolor desapareció, esta señora la había curado y sería la prueba convincente de sus apariciones.

Luz María Chela guió al párroco y a otras personas hasta la quebrada y a pocos metros encontraron la imagen de la Virgen y de sus pies brotaba un hilo de agua cristalina.
Posteriormente Don Fernando Antonio de Echeandía, militar español que pasó por la guarniciones de Quito y de Popayán, sale de esta ciudad con el grado de coronel y fue nombrado Corregidor de Guaranda.

Con Echeandía pasa el corregimiento de Chimbo a Guaranda entregándose desenfrenadamente a los placeres del mundo a tal punto que en el año de 1771 estuvo al borde de la muerte, su esposa que había escuchado el milagro del Guayco, decidió llevarlo y colocándole bajo el chorro de la Virgen, recobró instantáneamente la salud. El coronel agradeció al cielo, reconstruyó la capilla del Guayco, edifico dos más en la región, mandó a retratar en piedra el prodigioso milagro del que fue objeto y donó una campana cuyos restos se conservan en el Museo.
Los milagros se difundieron rápidamente y los enfermos empezaron a llegar de todos los rincones de la República, a tal punto que empezaron a llegar feligreses, creyentes y devotos del interior como del exterior en largas romerías para solicitar milagros.

LA IGLESIA DE LA ASUNCION Y LA IMAGEN DEL SEÑOR DEL BUEN SUCESO

La parroquia de la Asunción a más de los paisajes posee la iglesia que es el atractivo turístico por la utilización de materiales como el bahareque, carrizo, madera y detalles  o adornos propios que concitan la admiración de propios y extraños; esta iglesia cuenta con la imagen del Señor del Buen Suceso, de la que existe una leyenda transmitida de generación a generación, así:
Se dice que una caravana de hombres traían desde Guayaquil en hombros la imagen con destino a Quito, descansando en la parroquia de la Asunción en la casa del Sr. Julian Mesías; una vez descansados quisieron continuar el camino y al tratar de levantar la imagen se puso tan pesada que no la pudieron mover descargándose una fuerte tempestad con granizos y rayos.
 Esta historia ha generado una importante corriente de turismo interno local y nacional razón por la que los feligreses al igual que en el Santuario del Guayco y de Lourdes, de la Iglesia del Señor de la Salud en la Parroquia de Santiago, del recinto el Valle en el Cantón Caluma, realizan caminatas, penitencias y romerías hacia estas iglesias para solicitar bondades, milagros y curas  a  sus males.